Ácidos nucleicos… una molécula fundamental para la vida

La vida está compuesta de un sinfín de elementos. Los seres vivos se encuentran constituidos por una gran cantidad de moléculas orgánicas, de los cuales se derivan cuatro tipos que son fundamentales en la naturaleza de todo ser viviente: los hidratos de carbono, las proteínas, los lípidos y los ácidos nucleicos.

En el caso de los últimos mencionados, los ácidos nucleicos son parte fundamental para la vida, ya que se tratan de macromoléculas o polímeros biológicos que se hallan en las células de los seres vivientes. En su explicación científica esto refiere a largas cadenas moleculares conformadas desde la repetición de piezas más pequeñas llamadas monómeros.

En otras palabras, los ácidos nucleicos se encargan de controlar todas las actividades de las células y además son las que portan toda la información que se transmite de padres a hijos, es decir son necesarios para la expresión y el almacenamiento de información genética.

Según los tipos de ácidos nucleicos pueden ser medianamente vastas, complejas y también pueden tener distintas formas. Pero ¿Cuáles son esos tipos?, pues existen dos y se conocen como el ADN (ácido desoxirribonucleico) y el ARN (ácido ribonucleico), ambos son química y estructuralmente diferentes y están presentes en todas las células procariotas, eucariotas y en virus.

La localización de estos ácidos depende de su tipo y cada uno tiene su función. El ADN es el que funciona como el almacén de la información genética y está ubicado en los cromosomas del núcleo, las mitocondrias y los cloroplastos de las células eucariotas. En el caso de las células procariotas, el ADN se halla en su único cromosoma y de forma extracromosómica a modo de plásmidos.

En cuanto al ARN, está ubicado en el núcleo, en el citoplasma, la matriz mitocondrial y en el estroma de cloroplastos de células eucariotas y además en el citosol de células procariotas. Su destino es intervenir en la transferencia de la información que contiene el ADN hacia los compartimientos celulares.

Estructura de los ácidos nucleicos

Cada una de las estructuras de los ácidos nucleicos está conformada por la repetición de un tipo de nucleótidos, que se compone cada uno por una pentosa (azúcar), una base nitrogenada y un grupo fosfático.

La composición estructural de cada una de las moléculas se presenta en forma tridimensional de doble hélice, en el caso del ADN, o en cadena simple en el caso del ARN. No obstante, se debe acotar que en el caso de los organismos procariotas es habitual o común encontrar un ADN circular de cadena simple dentro de ellos.

Funciones de los ácidos nucleicos

Con sus funciones generales ya especificadas, se puede decir que los ácidos nucleicos, según su manera respectiva y determinada intervienen en la síntesis o procesos de construcción de proteínas dentro de las células, esto sucede siempre que produce hormonas, enzimas y demás sustancias elementales para el cuerpo.

Asimismo, los ácidos nucleicos actúan también en la replicación celular, o en otras palabras en la generación de nuevas células en el organismo. Igualmente, en la reproducción del ser debido a que las células sexuales tienen la mitad del genoma completo (ADN) de cada padre.

El ADN trabaja como una especie de molde de nucleótidos, pues codifica la información genética del cuerpo en su totalidad mediante su secuencia de nucleótidos. En diferencia, el ARN trabaja como operador partiendo de tal código, lo copia y los traslada a los ribosomas celulares, en donde se ensamblan las proteínas.

Explicándolo sencillamente, es todo un proceso complejo que no podría llevarse a cabo sin la participación de estos importantísimos y fundamentales ácidos. Por lo tanto, tanto el ADN como el ARN son esenciales para que la vida se dé de la manera exacta en la que se conoce por todos, esto se debe a que, como ya fue mencionado, son indispensables para la herencia o transmisión de la información genética de una generación a la siguiente y para la síntesis de proteínas.

El descubrimiento o entendimiento que se dio en su momento alrededor de estos compuestos, fue un paso agigantado para comprender los fundamentos químicos de la vida. Por ende, para la preservación de la vida es ineludible la protección del ADN de cada especie existente en el planeta.

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies