Adenopatía Intestinal Porcina: ¿La conoces?

admin1 Uncategorized Leave a comment

De acuerdo con algunos datos estadísticos, después de la carne de pescado, la carne porcina o de puerco es una de las que mayor demanda tiene con un aproximado de 110,4 millones de toneladas producidas anualmente.

A pesar de que existe un consumo importante de la carne porcina, y suele ser la base principal de innumerables platos gastronómicos. Pocos comensales suelen tener idea de lo delicada que es su producción debido a los innumerables aspectos que afectan al animal.

Una de las enfermedades que suele atacar con fuerza al animal durante el proceso de crecimiento es la adenopatía intestinal porcina. Una anomalía que afecta el puerco y puede generar diversos problemas económicos entre los productores.

¿Qué es la adenopatía intestinal porcina?

De acuerdo con los especialistas la adenopatía intestinal porcina (conocida como PIA por sus siglas en inglés) es una enfermedad en la cual se describe una proliferación anormal de las células que recubren los intestinos.

Esta enfermedad forma parte de las cuatro patologías de la Enteropatía porcina (PE), las cuales suelen estar relacionadas con la bacteria Lawsonia intracellularis y de manera distinta afecta al animal, pero especialmente su sistema digestivo generando pérdida de peso y una reducción de la deficiencia de la alimentación.

La PIA tienden a afectar a los cerdos jóvenes en crecimiento, pero no se descartan brotes repentinos con alta mortalidad en cerdos de 60 a 90 kg de peso y en aquellas embarazadas jóvenes por primera vez

Diversos han sido los analistas que manifiestas que los primeros signos de la enfermedad surgen en el interior del intestino delgado y estos en muchos casos suelen ser tan leves que no son perceptibles para atacarlos a tiempo.

Cuando un cerdo presenta PIA, se percibe como un animal normal clínicamente. Una de las situaciones que suele llamar la atención es que el porcino suele alimentarse bien, pero mantiene una diarrea crónica que se traduce en una pérdida de la condición, un desgaste gradual y en algunos casos se presenta una apariencia de panza.

Sin embargo, se debe estar atentos a los cambios que presente el animal pues este puede parecer anémico, presentar heces con sangre de color negro o morir repentinamente debido a que la enfermedad aguda se manifiesta por el intestino sangriento o PHE.

Un cerdo que presente esta condición, podría agravarse por las infecciones bacterianas secundarias que a menudo afectan al animal.

Cuál es el tratamiento más efectivo

De acuerdo con los especialistas, luego de detectarse la enfermedad entre los animales, el tratamiento más efectivo para contrarrestar sus efectos es mediante la aplicación. En este sentido, los que han demostrado mejor desempeño en el organismo del cerdo son la tilosina, enrofloxacina y clortetraciclina.

En cuanto a la tilosina, es un antibiótico intracelular, el cual penetra las células dañadas para eliminarlas del organismo.

Por otro lado, otro tratamiento efectivo está en la utilización de la virginiamicina, la cual es utilizada como un promotor del crecimiento y podría podría usarse para prevenir enfermedades.

Por otro lado, cuando se traten los cerdos con inyecciones de tilosina u oxitetraciclina se debe tener un cuidado especial y de manera individual para los animales enfermos.

Una alternativa al tratamiento con antibióticos es la vacunación con un aislado vivo atenuado de Lawsonia intracellularis (Enterisol Ileitis). La vacuna está diseñada para la inmunización activa de cerdos destetados a partir de las tres semanas de edad para reducir las lesiones intestinales causadas por la infección por Lawsonia intracellularis y para reducir la variabilidad del crecimiento y las pérdidas de ganancia de peso asociadas con la enfermedad.

No obstante, los especialistas en cuidado animal sugieren que más allá de los cuidados que se deban tener en las granjas, para mantener a los animales sanos y alejados de agentes que pudiesen traer enfermedades se debe establecer un plan de vacunación.

Si se desea establecer una vacuna oral, se debe tomar en cuenta que la misma se puede realizar por inmersión o a través del agua potable. En el caso de la inmersión se debe administrar una dosis única de 2 ml a los cerdos a partir de las tres semanas de edad.

En cuento a la vacunación a través del agua potable, lo primero que se debe realizar en la limpieza de los sistemas de agua no tratada para eliminar los residuos de microbios. La solución final que contiene la vacuna debe consumirse dentro de las cuatro horas posteriores a la preparación.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies