Antrax: una enfermedad zoonótica. ¿La Conoces?

Cuando se habla de ganado pensando para consumo humano se debe tener especial atención a estos animales, no importa si se trata de una granja familiar o bien una industrial, es necesario que los cuidadores estén atentos a las condiciones de vida y el desarrollo delos individuos, de esa manera se garantiza la salud de los mismos, y que el producto final sea apto para la venta.

Si se trata de ganado porcino es necesario que el productor esté al tanto de las enfermedades más comunes que atacan a esta especie, pero también de esas afecciones que ocurren con menor frecuencia pero que pueden ser letal para los animales, es especial si tienen la capacidad de reproducirse o esparcirse rápidamente, ya que representan una amenaza grave para la supervivencia del conjunto.

Entre estas enfermedades poco comunes pero extremadamente letales y peligrosas podemos encontrar el ántrax, también conocida como Bacillus anthracis, carbunclo bacteriano, carbunco, o fiebre esplénica, dependido de la región en la que se encuentre. Esta afección es del tipo zoonótica, lo que significa que puede ser transmitida entre humanos y animales, lo que la hace sumamente riesgosa, en especial en ganado para consumo ya que puede causar la muerte de quien la ingiera.

El ántrax se produce por una bacteria, que puede infectar de forma natural a los animales, si bien es más común que afecte al ganado vacuno, pese a la resistencia de los cerdos ante esta enfermedad sigue existiendo un margen de riesgo para ellos.

La manera de contagio de la misma es a través del contacto con las esporas que produce la bacteria, y puede darse por tres vías, a través de la piel, lo que produce la versión cutánea de le enfermedad, por inhalación, afectando a los pulmones, y por ingesta, lo que da pie al desarrollo de la afección en el estómago y los intestinos. Las esporas pueden entrar en contacto con los humanos a través del consumo de carne, el uso o tacto de cuero infectado, y la aspiración de esporas sueltas por un animal muerto contaminado con la bacteria.

Esta enfermedad es más común en los países no desarrollados o en vías de desarrollo, especialmente en Latinoamérica, Europa del Sur o del Este, Asia, África, el Medio Oriente y el Caribe. Es importante destacar que el ántrax también se ha utilizado como arma biológica para infectar personas específicas en ataques terroristas.

Contagio y síntomas

Como ya mencionamos, existen tres formas de contagiarse de ántrax, a continuación profundizaremos un poco en cada una de ellas.

Ántrax cutáneo: En este caso la persona ha tenido contacto directo con el animal infectado, puede ser vivo o muerto. Las esporas se encuentran en el pelo, la piel, la carne y los huesos del animal, y puede infectar a una persona si logra acceder a través de alguna cortada o raspadura.

Inhalación: Esta es la forma menos común de contagio, ya que la persona tiene que haber estado expuesto a una gran cantidad de esporas, usualmente entre ocho mil y diez miel. Es el método más común cuando se trata de un ataque biológico.

Gastrointestinal: En este caso se da al consumir carne infectada con la enfermedad, especialmente si está no fue bien cocida, por lo que la bacteria permanece viva en su interior.

Con respecto a los síntomas estos suelen aparecer entre uno y siete días después de que ha ocurrido el contagio. En el caso de los cerdos estos suelen contagiarse debido am consumo de pienso infectado, o bien el contacto de tierra con esporas. También, una vez muerto un animal por ántrax si no se dispone apropiadamente del cadáver este puede contagiar a otros.

En los cerdos los síntomas suelen ser fiebre, heces con sangre, hemorragia nasal y falta de coordinación, además es posible una muerte súbita y que en los cadáveres se aprecien cuellos de colorados o hinchados. En las hembras suelen darse los mismos síntomas, pero adicionalmente se puede producir ansiedad respiratoria, e inflación de los nódulos del cuello, así como el aumento del abdomen y hemorragias en esa área.

Generalmente el diagnóstico se confirma al realizar un estudio postmorten del animal infectado, aunque no se recomienda practicarlo en la granjas en las que se sabe que es una enfermedad común, así se evita la esparció de la enfermedad.

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies