Artritis por micoplasma: ¿lo conoces?

La gran mayoría de las granjas porcinas del mundo tienen que lidiar con las distintas enfermedades que afectan a los cerdos. Una de esos padecimientos es la artritis producida por micoplasma, la cual es una condición que no muestra signos clínicos.

El Mycoplasma hyosynoviae y el Mycoplasma hyorhinis se localizan y viven en el tracto respiratorio del animal y estando allí no causan ningún signo clínico. La artritis en los cerdos es causada por diversos factores, los dos primeros agentes que se mencionaron al principio son los principales desencadenantes de la artritis.

Esta enfermedad invade las articulaciones y vainas de los tendones de los cerdos más susceptibles, produciendo inflamaciones y cojeras.

La Mycoplasma hyorhinis se presenta, comúnmente, en cerdos con 3 y 10 semanas de edad; mientras que el Mycoplasma hyosynoviae aparece en animales mayores a 3 meses. Por otro lado, el Mycoplasma hyorhinis, aparte de provocar artritis, puede causar poliserositis y neumonía.

Etiología de esta enfermedad

Mycoplasma hyosynoviae es el agente causal de la artritis por micoplasma. Este pertenece a la familia Mycoplasmataceae. Esta es una de las bacterias más pequeñas de las que se tenga registro y, como explicamos, se encuentra en el tracto respiratorio superior de los cerdos.

Sin embargo, el aislamiento de Mycoplasma hyosynoviae es posible en articulaciones normales sin signos clínicos.

¿Cómo es el inicio de la artritis por micoplasma?

La patogénesis, como se le denomina al origen de una enfermedad en el argot médico, involucra la exposición del animal al Mycoplasma hyosynoviae a través de la inhalación de dicho organismo. En los primeros dos días ocurre la bacteriemia, que es la descarga pasajera de bacterias en la sangre a partir de un foco infeccioso.

Esta bacteria puede vivir en las articulaciones por un espacio de 8 a 10 días, antes de que ocurra su diseminación en las articulaciones.

Las articulaciones afectadas pueden no provocar ninguna lesión o severa artritis, dependiendo de factores que aún se desconocen. Por otro lado, la ganancia de peso de los cerdos puede tener signos clínicos más severos.

¿Cuáles son los síntomas en los cerdos?

A simple vista, los signos clínicos pueden pasar desapercibidos y normalmente se visualizan en cerdos de 12 a 24 semanas de edad. Aún así, los animales infectados pueden presentar algunos de los siguientes síntomas que describiremos a continuación.

  • Cojeras
  • Inflamación de las articulaciones, sobre todo las del corvejón.
  • Aumento ligero de la temperatura corporal, aunque esta puede ser normal.
  • Temblor
  • Poliserositis
  • Neumonía.

Sobre el segundo punto, el aumento de tamaño de las articulaciones se pueden pasar desapercibidas debido a que las articulaciones afectadas están cubiertas por músculo. Las articulaciones corvejones tienen menos cobertura muscular, por lo que el aumento de tamaño puede ser visto más fácilmente.

Causas y factores que contribuyen a la propagación de esta enfermedad

Algunos de los factores que contribuyen a la propagación de esta enfermedad en los corrales son los siguientes:

  • La calidad del alojamiento. Influye, sobre todo, las bajas temperaturas y corrientes de aire, los cuales actúan como factores desencadenantes.
  • Mezcla de animales y peleas, ya que esto causa estrés.
  • Alta concentración de animales.
  • Mala o deficiente ventilación.
  • Superficie resbaladiza o áspera.

¿Cómo se diagnóstica? 

A través de estos métodos se puede diagnosticar esta enfermedad en los cerdos infectados: 

  • La serología a veces no es definitiva porque las infecciones subclínicas son bastante comunes y por ende los cerdos sanos tienen títulos de anticuerpos. Sin embargo, un incremento del título de anticuerpos en muestras de sangre tomadas con dos semanas de diferencia, junto a otros síntomas típicos, puede significar la presencia de la enfermedad.
  • Toma de muestra del fluido articular de un cerdo (anestesiado).
  • Toma de muestra de un pulmón con neumonía.
  • Muestra de fluido pleural o pericárdico sí hay señales de poliserotosis.
  • Cultivo o PCR.

¿Cómo controlar o prevenir la enfermedad?

  • Se pueden usar antibióticos en los cerdos infectados si la enfermedad es de aparición reciente.
  • El uso de medicación estratégica puede influir en la reducción de la transmisión de la enfermedad y de los síntomas clínicos. Sin embargo, no se eliminará el organismo del animal hospedador.

Intergenetica S.L. Avenida: Sariñera, 2-Fraga, 22520 Huesco-España Telefono: 97 447 0182 Fax: 974454144 Intergenetica@gmail.com

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies