Bienestar animal, un derecho al servicio de los cerdos

admin1 Uncategorized Leave a comment

Recién “Licenciado” como Official Veterinary de mataderos en Uk, me doy cuenta del enorme peso que tiene el bienestar animal en otro, hasta día de hoy, de los estados miembros de la UE. Para que os hagáis una idea, el hecho de cargar una cerda coja hacia al matadero (por implicar dolor al andar y no aplicar un sacrificio en granja) o la detección de canibalismo en cerdos de engorde (por implicar estrés crónico para el animal), son dos supuestos que pueden acarrear graves consecuencias legales para los ganaderos de éste país. 

Me declaro totalmente a favor de dicha praxis, no por ser veterinario, sino por lo que una vez nos contó un sabio llamado Mahatma Ghandi; “La grandeza de una nación y su progreso moral puede ser juzgado por la forma en que sus animales son tratados.”

Os dejo sin más dilación con el escrito de nuestra colaboradora Alejandra, no sin antes recordaros que restamos a vuestra disposición para cualquier duda o inquietud que podáis tener sobre cerdos, en especial en materia de genética porcina.

“Bienestar animal, un derecho al servicio de los cerdos”

 

El bienestar animal es prácticamente una materia obligatoria para el control de los cuidados a los que un animal tiene derecho, sobre todo si es para el servicio de producción pecuaria.

Existen normas internacionales para el Bienestar Animal, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OEI) es la encargada de dictar las pautas a seguir para combatir los males que puedan perjudicar la estabilidad y el bienestar animal; sus normas son reconocidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El Bienestar animal es la forma en como un animal vive bajo ciertas condiciones, y se deben seguir cinco libertades o principios básicos según la OEI: libre de hambre, sed y desnutrición; libre de miedos y angustias; libre de incomodidades físicas o térmicas; libre de dolor, lesiones o enfermedades; y libre para expresar las pautas propias de comportamiento. 

Las normas internacionales se clasifican en dos grandes grupos: las normas adoptadas para los animales terrestres como el caballo, cerdo, perros, entre otros; y las adoptadas para los peces de cultivo. Para los primeros, es importante controlar el transporte (vía marítima, terrestre o aérea); utilización de animales en la investigación y educación; sistemas de producción; sacrificio; prevención de enfermedades; entre otros.

Bienestar Animal en la producción porcina

 

El cerdo tiene fama de ser un animal que se adapta a todas las condiciones, sin embargo, esas condiciones tienen que ser aptas para su mayor confort.

Los espacios deben estar diseñados según la cantidad de animales que va a tener la granja, las razas porcinas y si hay cerdas en gestación. Cada edad del cerdo debe tener un trato y condición diferente en cuanto a la alimentación, suministro de vacunas, controles con veterinarios, entre otros. El objetivo de las normas emitidas por la OIE, MAPAMA, OMC y el Comité Permanente de la Comunidad Europea, es evitar situaciones que amenacen la estabilidad del cerdo proporcionándole estrés y enfermedades que perjudiquen a la producción porcina y a la salud mundial.

Por ejemplo, para cerdas entre 37 a 40 días de gestación se reubican en el sitio especifico y destinado para llevar a cabo las actividades de parto sin estrés. En las normas ya están establecidas las dimensiones de estas salas, que le permita a las cerdas tumbarse y estar en un ambiente espacioso para poder moverse libremente.

En cuanto a las condiciones climáticas, en España existen variaciones de temperatura desde -10 hasta 40 ºC que van a depender de la estación. Las salas en donde estarán los cerdos y en especial las cerdas reproductoras deben tener un sistema de climatización adaptado para evitar problemas de fertilidad y mortalidad en cerdas.

La producción porcina es estable si la alimentación de los cerdos es la adecuada y en cantidades necesarias. La legislación de Bienestar Animal indica que la alimentación debe ser individual y sin ser molestosa. Alejado del área de alimentación debe estar el lugar consignado para que los animales orinen y defequen, este espacio debe tener un programa de limpieza y mantenimiento continuo.

El transporte y alojamiento de cerdos y cerdas debe ser muy controlado y planificado para evitar cualquier problema que pueda poner en riesgo la salud y el bienestar animal.

5 libertades del Bienestar Animal

 

1.      Libre de hambre y sed y desnutrición

 

Independientemente del mecanismo sea manual, mecánico o electrónico, se debe brindar una alimentación balanceada, a su vez agua fresca cambiada de forma periódica para mantener la salud y la prevención de enfermedades por contaminación.

2.      Libre de miedos y angustias

 

El manejo de los cerdos debe realizarse sin maltratos y mucho menos empleando objetos que puedan herirlos o golpearlos, por parte del cuidador. También es importante en este punto que las condiciones ambientales sean las adecuadas para el desarrollo de los cerdos. También es necesario identificar y separar el cerdo o cerda salvaje para evitar agresiones entre cerdos.

3.      Libre de incomodidades físicas o térmicas

 

No solo es importante un sistema de climatización en las granjas de cerdos, es vital que se encuentren diferenciados los espacios de descanso con los de comida u otra actividad.

4.      Libre de dolor, lesiones o enfermedades

 

Para que los cerdos estén libres de dolor, lesiones o enfermedades es necesario contar con un plan de prevención y servicio especializado de veterinarios que puedan asesorar y diagnosticar las causas de estos padecimientos.

5.      Libre para expresar las pautas propias de comportamiento

 

Los cerdos deben tener en todo momento un comportamiento normal, estos animales son tranquilos bajo las condiciones adecuadas. Es recomendable mantener el grupo junto y no separarlos con frecuencia. Además, deben tener espacio suficiente para que ellos puedan ejecutar sus actividades sin causar problemas.

En la producción porcina el Bienestar Animal es un punto muy importante que todo granjero debe considerar desde la gestación del cerdo hasta cuando son lechones.

Normas Internacionales de Bienestar Animal

 

Hablar sobre las leyes y normas que protegen el Bienestar Animal es algo que es muy difícil de resumir, pues todos los aspectos son importantes, sin embargo, hoy vamos a detallar dos puntos importantes y al servicio de los cerdos.

1.      Bienestar Animal en el transporte

 

En la página web del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) notifican que los animales son seres sensibles y que se deben considerar las normas para el Bienestar Animal en el transporte.

En la Unión Europea se han establecido normativas (Reglamento (CE) 1/2005) para el bienestar animal en el transporte en cuanto a los vehículos; duración del viaje; los permisos para transportista, conductor y cuidador; entre otros.

Recomendaciones para el transporte de cerdos según Reglamento (CE) No 1/2005, relativo a la protección de los animales durante el transporte

 

  • Cuando se transportan cerdos, el ángulo de inclinación de las rampas no debe ser mayor a 20 grados para que los animales suban y bajen sin dificultad ni riesgos de caerse.
  • Se prohíbe dar golpes o arrastrar a los cerdos por la cabeza, las orejas, las patas o cola.
  • Se debe garantizar la ventilación necesaria durante el transporte, considerando el número de cerdos y las condiciones climáticas del momento.
  • Para los lechones no destetados se debe garantizar el descanso de 1 hora después de 9 horas de viaje, bien sea para suministrarle agua o alimento.
  • Los cerdos podrán ser transportados en un máximo de 24 horas de viaje, donde se le debe disponer agua de manera continua y alimento durante todo el viaje.
  • Se permiten viajes largos para cerdos que pesen más de 10 Kg.
  • Durante el transporte por carretera y por ferrocarril los cerdos deben tener un espacio para poder tumbarse a descansar y para permanecer de pie. La densidad de carga de los cerdos de 100 Kg de peso no debe superar los 235 Kg/m2.

 

2.      Utilización de animales en la investigación y educación

 

La OIE reconoce que es muy importante el uso de animales vivos para la investigación y la educación. Para esto existen normas bien estrictas, donde la utilización de los animales se haga bajo justificación ética, empleando una cantidad racional y necesaria de animales y que se garantice el menor dolor, sufrimiento y angustia posible.

Se requiere una adecuada atención antes, durante y después de los procedimientos de investigación en animales, como por ejemplo aplicaciones de vacunas como medida o tratamientos contra enfermedades.

En cuanto a las enfermedades por gripe porcina clásica o la A/H1N1 aún hay investigaciones en desarrollo. Sin embargo, La OIE, la OMS, la FAO y la OMC han realizado investigaciones en conjunto para aclarar que si la producción porcina se realiza bajo las mejores prácticas de higiene y seguridad; y si se cumplen todas las normativas internacionales la carne de cerdo ni sus derivados forman parte de una fuente de infección.

Alejandra Tomassi

BLOGGER

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies