Brucelosis Porcina: ¿La conoces?

admin1 Uncategorized Leave a comment

Los cerdos suelen ser animales realmente fantásticos. Son muy inteligentes y tienen conductas dignas de estudiar. Sin embargo, no están excentos de contraer ciertas enfermedades, la Brucelosis Porcina es una de ellas. Este padecimiento es una enfermedad de origen bacteriano con efecto dañido sobre el aparato reproductor del animal, puede causar inflamación de testículos y abortos. Si quieres saber más sobre esta patología, entonces continúa leyendo, en el las siguientes líneas hablaremos un poco más sobre esto.

La Brucelosis Porcina es una enfermedad causada principalmente por la bacteria Brucella Suis, aunque en raras ocasiones se pueden encontrar cepas de otras especies de Brucella como B. abortus o B. melitensis, las cuales también pueden infectar al cerdo.

A pesar de no existir en países de la Unión Europea como Reino Unido, Irlanda, España, o en otras partes del mundo como Canadá o Estados Unidos, esta bacteria se encuentra diseminada en los países restantes de todo el mundo, y más si son productores porcinos. Si no se tiene el cuidado reglamentario, esta enfermedad se puede transmitir al hombre fácilmente, causando graves síntomas.

El estado de portador pueden persistir por mucho tiempo antes de que los síntomas salgan a relucir.

Lo grave de esta enfermedad, es que la bacteria causante puede sobrevivir fuera del cerdo por largos periodos de tiempo, claro, en condiciones climáticas de frio o congelación. Cuando una hembra es infectada, este organismo se aloja en la placenta y provoca una inflamación, luego de varios días se produce el aborto, si la cerda se encuentra en estado. En el caso de los machos, la bacteria suele inflamar los testículos y glándulas reproductoras.

Síntomas

En las cerdas la sintomatología puede incluir bacteremia, infertilidad, estros anormales, abortos espontáneos, descargar de flujo con pus o sangre, recaídas, cojeras.

En puerquitos más pequeños o lechones lactantes los síntomas incluyen testículos inflamados, dolor, parálisis de las extremidades posteriores, transición y cebo.

Causas y factores de riesgo

Como toda enfermedad, la Brucelosis Porcina tiene sus causas y factores de riesgo ante el contagio.

Recordemos que al ser una enfermedad reproductiva, la Brucelosis se transmite por vía venérea, aunque hay estudias que afirman que el cerdo puede infectarse también por vía conjuntiva, nariz y boca o a través de cerdas portadoras.

El verraco es la fuente principal de esta enfermedad, ya que la puede contagiar por contacto directo, por inseminación artificial o en el momento de la cubrición.

A pesar de ser un padecimiento principalmente de los cerdos, la liebre del norte de Europa también se puede infectar y es considerada un huesped natural.

 

Diagnóstico

Para poder hacer un diagnóstico acertado de la Brucelosis Porcina, el veterinario solicitará un cultivo o un PCR.

La serología PCR se utiliza para hacer un primer diagnóstico, sobre todo si se trata de una cerda antes expuesta y que tiene una infección persistente.

El cultivo se realiza para hacer un aislamiento de la bacteria.

En caso de aborto, se realiza un aislamiento de la bacteria a partir de los tejidos fetales y se hace un examen serológico por pruebas convencionales y complementarias.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial debe realizarse con Leptospirosis, Parvovirosis, PPC, Toxoplasma, Enfermedad de Aujeszky, Micotoxicosis, infertilidad estacional, Radiaciones UV, etc.

Toma de muestra para el diagnóstico

A la hora de realizar un diagnótico definitivo como rutina o por sospechas de que hay un brote de la enfermedad, es importante hacer un monitoreo constante a una parte de la población,  realizando serologías cada 4 o 6 meses. En el caso de presentar problemas reproductivos sospechosos por Brucelosis, una buena práctica es enviar fetos refrigerados para el laboratorio para encontrar las causas verdaderas.

Prevención y control

Una vez que el diagnóstico por brucelosis porcina esté confirmado, es el momento de comenzar a tomar las medidas necesarias para su control y erradicación.

Según estudios recientes, los tratamientos con antibióticos no son altamente efectivos, debido a la ubicación intracelular de la bacteria. Los antibióticos pueden limitar los alcances de la bacteria, pero no se obtiene una cura definitiva. Hay países en el mundo en donde aun no se autorizan vacunas para esta enfermedad.

Dadas estas condiciones, la única forma de prevenirla es a través del control, es por ello que es recomendable hacer una serología mensual del 100% de los reproductores y obtener 2 sangrados seguidos con resultados negativos. En caso de haber un positivo, se recomiendo despoblar la granja.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies