El circovirus porcino, una enfermedad lenta y progresiva…

admin1 Uncategorized Leave a comment

Al igual que los seres humanos, los animales son vulnerables a un sinnúmero de enfermedades que ponen en riesgo su salud a corto, mediano y largo plazo. Es por eso que hay que estar atentos a cualquier señal que podamos observar.

El circovirus porcino, también conocido como el síndrome multisistémico de adelgazamiento post destete o síndrome de dermatitis-nefropatía porcina es una dolencia que ataca a los cerdos jóvenes.

De acuerdo a los avances de la ciencia, este virus es ubicuo y puede ser muy resistente en el ambiente. Asimismo, sus moléculas son tan pequeñas que se pueden desplazar a grandes distancias, empeorando la situación de los animales.

La ciencia ha logrado separar a la circovirosis en dos serotipos. El primero, del que no se conocen mayores datos, y que no genera enfermedades ya conocidas, y el segundo, el más estudiado, es la responsable de un gran número de dolencias en los cerdos.

Pese a que los estudios de especialistas en la materia han sido avanzados, no ha sido posible dar con ciertos aspectos del padecimiento. Como un posible tercer serotipo, denominado PCV3, el cual aún sigue siendo escudriñado para dar con los posibles efectos en estos animales de cría.

El segundo serotipo

Denominado PCV2 por la comunidad científica internacional, el segundo serotipo de circovirus porcino estuvo presente en millones de cerdos a nivel mundial sin haberse manifestado de forma física en ellos.

Sin embargo, una mutación en esta cepa provocó que muchos de los animales sufrieran de desmedro y el nivel de mortalidad creció considerablemente en la población porcina. Hay varias cepas, como la PCV2a y la PCV2b, las cuales ya cuentan con vacunas altamente efectivas.

Este tipo de circovirus porcino es visible gracias a la aparición de una dermatitis y una nefropatía en los animales infectados. La población de cerdos que más sufre por su aparición es la que está en etapa de crecimiento y engorde.

Son bastante extraños los casos en los que cerdos de otros grupos de edad sean afectados por esta cepa del circovirus porcino. Las lesiones en la piel del animal, así como las fallas en su sistema renal son las principales complicaciones.

Lo peligroso de esta condición es que los síntomas no siempre aparecen. Además de que surgen silenciosamente, la mortalidad en la población que la padece es prácticamente segura, por lo que no hay salvación alguna para estos animales.

¿Cómo detectar el circovirus porcino?

No todos los casos son iguales, por lo que se debe entender que los cerdos podrían o no mostrar síntomas de esta terrible enfermedad. En caso de que animal sí muestre signos de malestar, estos podrían ser los siguientes.

En el caso de cerdas preñadas, el aborto podría ser el peor de los desenlaces. También fallas importantes en su próximo ciclo reproductivo. Si ya dio a luz, los lechones podrían ser estériles o morir a los pocos días de haber nacido.

Los cerdos afectados no manifiestan síntomas de inmediato, de ahí el gran nivel de mortalidad en estos animales que sufren del circovirus porcino. Lo que sí se sabe es que se puede manifestar desde las seis semanas de vida.

Si el animal acaba de ser destetado, este podría presentar una pérdida de peso considerable y sin razón aparente. Tienden a volverse ásperos de pelaje y su piel se torna tan pálida que en algunos casos puede lucir amarillenta.

Los nódulos linfáticos del animal afectado aumentan de tamaño, sobre todo si están detrás de las patas traseras. La diarrea puede aparecer de manera esporádica, pero puede convertirse en una verdadera pesadilla.

El animal se vuelve incoordinado y muestra señales de dificultad para respirar. En esta etapa pueden aparecer manchas en su piel, que se vuelven grandes y con una textura grasienta, e color marrón que eventualmente se vuelve rojo y luego morado.

Cuando el cerdo presenta estas manchas, que luego muestran una especie de relieve sobre su superficie, es cuando la enfermedad está en su estado más avanzado y puede sufrir de muerte súbita.

Aunque muchos no lo sepan, el circovirus porcino también genera secuelas emocionales en los cerdos, ya que estos pueden llegar a sufrir de depresión. Esto los hace perder el apetito y los empeora.

Esta situación también hace que pierdan las ganas de moverse y en muchos casos aparecen cuadros de fiebre bastante altos, situación que también puede desencadenar la muerte del animal infectado con el circovirus porcino.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies