El maíz: características e importancia en la nutrición porcina

Proporcionar buenas prácticas nutricionales es un factor de suma importancia para la buena salud y producción del ganado porcino. La alimentación eficiente de los cerdos es prioridad en las granjas, ya que de esto depende el rendimiento productivo de los cerdos y también la rentabilidad del criadero.   

La alimentación de los cerdos representa entre un 70% y un 85% de los costos totales de producción. Debido a esta razón, es importante que los porcicultores conozcan bien qué alimentos darles a los animales.

En YOUNA queremos brindarte la mejor información sobre el maíz, un alimento esencial en la alimentación porcina.

Los granos de maíz, cuyo nombre científico es Zea mays, es uno de los principales ingredientes de los alimentos compuestos alrededor de todo el mundo. Es apreciado por su alto valor energético, palatabilidad, escasa variabilidad de su composición química y por su bajo contenido de factores antinutritivos.

El maíz -en granos- aporta grandes beneficios a los cerdos y por eso se utiliza como alimento principal en la mayoría de los criaderos del mundo. Por ejemplo, los granos de maíz es el alimento que mayor energía bruta le proporciona al animal.

La energía bruta es. Simplemente, la energía química convertida en energía calórica por oxidación. El maíz tiene 4,43 kilocalorías por gramo y está por encima de la avena (4.68), por nombre algunos.

Entonces, alimentar a los cerdos con maíz es -según experto- la base del éxito de la ganancia de masa del animal. Este ingrediente se le puede dar a las cerdas y a los lechones o cerdos de engorde.

El maíz es un cereal que contiene una alta cantidad de energía y nutrientes, alimentar a los cerdos con maíz es muy necesario.

Por otro lado, el maíz es el grano de cereal con mayor valor energético de todos los cereales.  Esto es gracias a su alto contenido en almidón y grasa; combinado con tu bajo nivel de fibra. La proporción media de amilosa y amilopectina es de 25:75 pero en otras variedades esta proporción de amilopectina puede alcanzar el 100%.

Otros datos sobre el maíz y la alimentación de los cerdos

Normalmente, el maíz debe llenar la mitad de la masa total de alimento que consumen los cerdos. De lo contrario, el animal no obtendrá las proteínas necesarias para su crecimiento y su salud se verá afectada.

Por eso, es importante saber cómo darles maíz a los cerdos.

  • Antes de darle el maíz a los cerdos es importante molerlos. Es mejor hacerlo antes de alimentar a los animales. De lo contrario, la grasa que se encuentra en el maíz se empezará a oxidar y el sabor se tornará amargo. Así los cerdos no se lo comerán.

 

  • El maíz para los cerdos más pequeños es muy útil en el período de crecimiento. Después, la cantidad de este alimento debe representar el 50% de la dieta total.
  • Unos dos meses antes del sacrificio, el maíz debe reducirse en la dieta. Si esto no ocurre, la grasa será suave y manchada.

¿Los cerdos pueden comer maíz directamente de la mazorca?

Esta es otra de las dudas más recurrentes que tienen los criaderos de cerdos. Y la respuesta es sí. Los cerdos pueden comer maíz en la mazorca, pero no un balde al día, ya que esto es contraproducente.

También es importante la calidad del maíz, porque los cerdos solo deben comer cereales de cierto tipo y de buena calidad.

El maíz debe estar molido

Las recomendaciones actuales indican que el maíz para alimentar a los cerdos de debe moler a un tamaño de partículas de alrededor de 650 micras.

Cuando el maíz se muele en partículas más pequeñas, los cerdos obtienen más energía porque el aumento en el área de superficie hace que las enzimas digestivas tengan más acceso a los nutrientes que proporciona el maíz.

Esto, además, le brinda una mayor digestibilidad del almidón a los cerdos.

Por otro lado, algunos estudios señalan que alimentar con maíz molido a particular de menor tamaño provoca úlceras en los cerdos. Sin embargo, en los últimos años no se ha visto evidencia de esto.

Sin embargo, sí se visualizó un aumento en la queratinización cuando se disminuía el tamaño de la partícula. Esto, a la larga, podría provocar úlceras en cerdos estresados.

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies