Estrés en el trabajo ¿Qué es y cómo controlarlo?

El estrés se percibe como una reacción psicológica para mantenernos alertas ante situaciones de presión. El problema es que no todos reaccionamos igual ante los momentos de tensión.

El estilo de vida acelerado y un mundo laboral cada vez más competitivo han convertido el estrés en un padecimiento de la salud física y emocional de las personas.

El estrés en el trabajo es tan común que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera una epidemia global que causa el 25% de los infartos en el mundo. También tiene repercusiones en la productividad empresarial y genera hasta el 3,5% en pérdida del Producto Interno Bruto (PIB).

Estos datos manejados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) están relacionados con la disminución en el desempeño del empleado, la baja por enfermedad o el incremento de los accidentes laborales, lo que hace que el control del estrés en el trabajo deba convertirse en una política empresarial.

El estrés laboral en cifras

 

El exceso de responsabilidades y la autoexigencia son algunas de las causas que pueden hacernos sentir abrumados en el trabajo. Cerca del 60% de los españoles afirman haber experimentado el estrés laboral. Esta cifra constituye la más alta de Europa, cuya media es del 51%, aunque es la tercera en el mundo por detrás México (75%) y China (73%).

A pesar de que cada vez son más los trabajadores presentan síntomas relacionados al estrés, un reciente estudio realizado por la Agencia Europea para la Salud y Seguridad Laboral (AESSL) apenas un 22% es realmente consciente de su padecimiento y de su exposición permanente a ciertos factores estresantes en el ámbito de trabajo.

También se considera que el 40% de los accidentes de trabajo están relacionados con el estrés, lo que además genera el 60% de las bajas laborales. El 72% de los casos de estrés se debe a la inseguridad del empleo, el 66% al exceso de la carga de trabajo y el 59 por el acoso laboral.

Aspectos de trabajo que generan estrés

 

El primer paso para combatir el estrés laboral es identificar esos factores con los que convive un trabajador que, aunque se consideren normales, a la larga podrían generar un deterioro emocional y físico. Estos son algunos de los aspectos estresantes relacionados al trabajo:

  • Ambiente: El hacinamiento, la falta de iluminación, el exceso de ruido o calor dependiendo de los casos pueden generar sensación de ahogo y aturdimiento.
  • Organización: Una distribución de funciones no equitativa, la sobrecarga de trabajo y las jornadas prolongadas acelera el agotamiento mental.
  • Cargo: Cuando las responsabilidades inherentes al puesto sobrepasan la capacidad del trabajador, pasa mucho tiempo de pié, cargando objetos u horas extras resultan en cansancio físico.
  • Desempeño: La autoexigencia o la supervisión extrema suele generar ansiedad en el trabajador, sobre todo si deben cumplir tareas en tiempos reducidos o alcanzar metas difíciles.
  • Relaciones interpersonales: El roce con compañeros de oficina, las discrepancias al trabajar en equipo o los celos competitivos por conseguir promociones también deterioran el ambiente.

 

Claves para controlar el estrés en el trabajo

 

Liberarnos del estrés constituye un cambio en nuestro estilo de vida, en la manera de afrontar las cosas y realizar ciertas actividades de esparcimiento que nos desconecten del trabajo. Algunos optan por hacer ejercicios, elegir un pasatiempo relajante o tener descansos reparadores.

Sin embargo, para cuando se está en la oficina, existen ciertas pautas que nos permitirán controlar los niveles de estrés y afrontar situaciones límites.

  • Gestionar el tiempo y organizar las tareas por orden de prioridades para cumplir con las metas, pero que éstas sean razonables.
  • Delegar funciones cuando se trabaje en equipo, no creerse autosuficiente y saber decir “NO” a trabajos que no puedas cumplir.
  • Tomar breves descansos en medio de la jornada laboral, te ayudará a relajarte y reiniciar la actividad más motivado.
  • Organizar el área de trabajo para que sea más agradable y no sientas el deseo de salir corriendo de allí.
  • Es muy importante establecer límites, procura no llevar trabajo a casa, para que tu descanso comience al salir de la oficina.

Aunque se estima que al menos uno de seis trabajadores sufrirá problemas de salud mental en su carrera, se cree que las empresas con un personal más feliz y satisfecho con sus empleos, reducen a la mitad la incidencia accidentes o enfermedades y ganarán un 31% de productividad.

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies