Etología del cerdo: ¿Cómo se comporta el cerdo?

admin1 Uncategorized Leave a comment

Cada animal en el mundo tiene su propia etología, es decir, la manera en la que se comporta en su ambiente natural o si se encuentra en un criadero. Sea cual sea el caso, en este artículo queremos hablarte un poco sobre el comportamiento que tiene el cerdo. Cuáles son sus costumbres, cómo come, cómo se comunica con sus iguales, sus respuestas a factores externos, etc.

¡Comencemos!

Comportamiento

El comportamiento del cerdo forma parte de su fenotipo, es decir, aquel conjunto de características morfológicas y fisiológicas, visibles o no, que controlan la relación genotipo- ambiente.

Entonces, en este contexto podemos decir que el comportamiento del cerdo es un aspecto muy importante a conocer cuando se cria. Los cerdos son animales muy inteligentes, y a diferencia de lo que muchos pueden creer, son bastante pulcros. Pueden pasar el día entero comiendo, jugando y tomando el sol. Son súper curiosos, buscan nuevos estímulos a través de sus sentidos y siempre prefieren lo nuevo a lo ya conocido.

En cuanto a su oido, los cerdos suelen asustarse fácilmente con sonidos agudos y movimientos muy bruscos, que en ocasiones le pueden provocar mucho miedo.

Al tener un olfato bien desarrollado, los cerdos tienen la costumbre de escarbar en el suelo en busca de raíces, las cuales ingieren diariamente junto con otra gama de comida muy variada. El hocico es su órgano principal, ya que se asocia al tacto y al olfato y como ya te mencionamos, es su sentido más desorrallado.

Patrones de conducta

Los cerdos son animales que se encuentran más activos durante el día, pero cuando la época se torna calurosa o el animal está ubicado en zonas tropicales, suele tener mayor actividad durante la noche.

Suelen pastar, caminar largos trechos y hozar. Tienen un sueño profundo, de hecho, pasan aproximadamente 80% de su tiempo durmiendo o descansando.

Los cerdos se alojan en grupos, en donde curiosamente establecen una jeraquía social desde muy temprana edad. Para aspirar al liderazgo de la manada, los cerdos suelen pelear entre parejas, las cuales son más intensas y duraderas cuando se pelea por el primer puesto.

Su conducta alimentaria puede ser muy variada, pero su principal hábito es el de hozar y el del pastoreo, en donde dedican de 6 a 7 horas diarias en la búsqueda y consumo de alimentos, generalmente en las primeras horas de la mañana y en las últimas de la tarde, antes del anochecer. Este consumo puede ocupar tan solo 10 o 20 minutos diarios, pero generalmente sus patrones alimenticios están ampliamente influenciados por la crianza que lleven desde un principio. Cuando se encuentran en grupos, los cerdos suelen consumir más comida.

En cuanto al consumo de agua, los cerdos suelen estar influenciados por el espacio, la necesidad y el clima, el tipo de alimento, etc. Cuando la alimentación es a voluntad, el cerdo alterna la comida y la bebida hasta quedar lleno, mientras que cuando la alimentación es controlada, comen hasta acabar la comida y luego pasan a la bebida. En situaciones de escacez, el cerdo reduce el consumo en gran medida.

Comunicación

Como te mencionamos anteriormente, los cerdos son animales muy curiosos e inteligentes, cuando se encuentran en un nuevo lugar o ante situaciones nunca antes vividas las exploran con gran detalle y detenimiento. Cuando se encuentran en peligro, emiten sonidos característicos que funcionan de alarma para alertar al grupo sobre la situación. Se pueden comunicar a través de 20 sonidos diferentes y suelen imitar lo que hacen otros cerdos.

Hay estudios en donde se afirma que la inteligencia del cerdo es comparable a la de un niño de 3 años o a la de los perros. Tienen una gran memoria y tienen la capacidad de seguir lo que hacen sus compañeros. Los cerdos sueñan, pueden reconocer su nombre y pueden llegar a grabar en su mente imágenes por mucho tiempo.

Conductas ante enfermedades y dolor

Como todo ser vivo el cerdo también puede llegar a sentir dolor o enfermarse. Ante estos escenarios su conducta se puede transformar en gran medida y pueden llegar a aislarse, presentar inapetencia y hasta dejar de ingerir agua si la dolencia es muy fuerte.

Si la zona dañada es manipulada, pueden reaccionar con quejidos y chillidos.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies