Sistema inmunitario en el ganado porcino

admin1 Uncategorized Leave a comment

“La inmunología es el estudio de los mecanismos fisiológicos que los seres humanos y otros animales usan para defenderse de la invasión por otros organismos.

El propósito del sistema inmunitario de los vertebrados es reconocer los microorganismos extraños invasores, impedir su diseminación y finalmente eliminarlos del cuerpo. Este sistema consiste en miles de millones de células de varios tipos que interactúan con el agente infeccioso y entre sí para combatir la infección. Todas las células del sistema inmunitario se originan en la médula ósea” (Parham P, 2005).

El sistema inmunitario es elemental para la vida, no solo de humanos también en prácticamente todos los seres vivos, y es que su ausencia puede ser mortal; incluso cuando estamos ante la presencia de una sencilla infección.

Para empezar, hablaremos de la inmunidad innata y adquirida. El sistema inmunitario se divide en dos partes: la primera es la inmunidad innata o inespecífica que es activada en el nacimiento de forma inmediata después de contraer la primera infección. Esta respuesta automática se debe a la activación de los macrófagos, los granulocitos: basófilos, neutrófilos y eosinófilos.

La inmunidad adquirida o también llamada específica, es activada por la inmunidad innata, y tiene la capacidad de registrar y recordar a los patógenos; causando una respuesta contundente ante una amenaza determinada y originando la inmunidad.

Es importante saber diferenciar que la inmunidad innata carece de recordatorio y reconocimiento ante un microorganismo específico, es decir, actúa de la misma forma con cualquier infección; mientras que la inmunidad adquirida, tiene una defensa definida ante un microorganismo específico y debe adaptarse ante ella, trayendo como consecuencia que la respuesta sea más lenta; sin embargo, es mucho más eficaz.

Tipos de Inmunidad

Esta inmunidad específica está dividida en inmunidad humoral y celular. La Inmunidad humoral trata sobre los linfocitos B (en los cerdos se producen alrededor de 200 a 400 millones diarios) y se originan en la médula ósea con el fin de producir anticuerpos.

La Inmunidad celular, a través del Timo producen los linfocitos T y también colaboran con la producción de anticuerpos.

Respuesta inmunitaria

 

Los cerdos al nacer activan una respuesta inmunológica innata ante un organismo extraño. Las primeras barreras son del tipo físico y químico, como: secreciones de mucosas, saliva, lagrimas, jugos gástricos, los cilios, la piel, entre otros.

Una vez que la invasión de estos microorganismos supera a las primeras barreras, el cuerpo envía una respuesta defensiva que es muy específica, porque no solo reconocerá al patógeno en otra futura invasión, sino que creará una memoria inmunológica capaz de responder con más rapidez y eficacia ante una nueva amenaza del mismo patógeno.

Generalidades del sistema inmunitario del cerdo ¿Sabes cómo funciona?

 

Si trabajamos en el sector porcino es indispensable conocer la anatomia del cerdo, sus sistemas y funcionamiento.

Para saber sobre el origen de una enfermedad porcina los invito a leer el artículo Mecanismo de transmision de enfermedades.

La infección en el cerdo inicia cuando un agente que puede ser bacterias, parásitos, virus, hongos u otros, entra en el organismo. El sistema inmunológico en alerta continua detecta este agente extraño.

Primero, salen a la defensa los macrófagos que vigilan a los antígenos a través del torrente sanguíneo; al darse cuenta que es un agente dañino, lo persigue y lo captura introduciéndolo en él hasta destruirlo.

Sin embargo, esto no suele suceder siempre.  En el caso del Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino, al estar dentro de los macrófagos éste se multiplica hasta destruirlo y liberarse. Ya en estos casos el sistema inmunológico llama a otras células para continuar con el trabajo de defensa. Estás son los denominados Linfocitos.

Los linfocitos T reconocen el agente patógeno y la acción siguiente es la liberación de citosinas para que linfocitos T y B produzcan más anticuerpos para desarrollar un fuerte combate. Todo esto se produce en la sangre con el objetivo de que los anticuerpos puedan capturar a todos los antígenos y así anular su multiplicación.

En resumen, los agentes causantes de estas enfermedades infecciosas como: el Mycoplasma hyopneumoniae, el virus de Aujeszky, la Pasteurella y el PRRS, por nombrar algunos, tienen el poder suficiente para debilitar el sistema inmunológico de los cerdos.

Información complementaria y Recomendaciones para el sector porcino

 

  • Mantener una granja porcina limpia, con buena higiene, y con programas de desinfección siempre será un punto a tu favor en contra de las enfermedades infecciosas.
  • Conocer sobre términos como anticuerpos, antígenos, inmunidad, linfocitos, virulencia, entre otros; te pueden ayudar a comprender cualquier diagnostico generado por un especialista veterinario.
  • El cerdo crea una resistencia innata a cualquier virus desde su nacimiento.
  • Una mala o buena alimentación porcina determinará el desarrollo del sistema inmune de los cerdos.
  • El virus del Streptococcus suis tipo II se comporta diferente a los otros virus, pues tienen un mecanismo de ocultarse en los monocitos migratorios, donde finalmente se “convierten” en una especie de macrófagos y se puede producir la meningitis sin ser detectada.
  • El mal rojo es una enfermedad porcina que puede ser tratada con una vacuna, los anticuerpos humorales que se producen actúan eficientemente en el aislamiento y bloqueo de la invasión por la bacteria.
  • El estrés es uno de los enemigos principales del sistema inmune de los cerdos.
  • Los lechones nacen sin anticuerpos que puedan reforzar su sistema, es aquí cuando el consumo del calostro se convierte en un alimento importante en sus primeras horas de vida.

 

Para concluir, un programa de vacunación siempre será la prevención máxima ante las enfermedades porcinas, esta información consúltala con tu veterinario.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies