Ileitis Porcina: ¿la conoces?

La Ileitis Porcina se presenta como una enfermedad infecciosa transmisible en el tracto intestinal de los cerdos ocasionada por la bacteria Lawsonia intracellularis y en este artículo de YOUNA conocerás más sobre esta enfermedad de gran importancia económica en producciones porcinas comerciales.

La presencia de Lawsonia radica en las pérdidas económico-productivas de todos los países del mundo por episodios de diarrea, retraso en el crecimiento y/o muerte súbita de los cerdos. Latinoamérica ha presentado prevalencias en esta infección de hasta un 90%, siendo Brasil y Argentina los países que reportan más diarrea en cerdos en crecimiento y terminación.

Una vez que Lawsonia llega naturalmente a un grupo de cerdos, la infección se propaga con rapidez en el hato y puede persistir por un considerable período de tiempo en el sistema, debido a que el período de excreción bacteriana de un animal infectado puede durar hasta 8 y 12 semanas. Por otro lado, se ha descrito para la bacteria una sobrevida en materia fecal medio ambiental de alrededor de 2 semanas.

Se tiene un estimado de que todos los cerdos en algún momento de su vida productiva atravesarán desafíos por la Lawsonia.

Una temprana visión en relación a las muestras de infección dentro, entre las granjas y sistemas productivos es el primer paso para tomar las decisiones correctas y obtener una fortuita ejecución en cuestión de intervenciones sanitarias, ya que el diagnóstico de Ileitis se concibe con cierta dificultad, dado a que los signos clínicos son inespecíficos y en el caso de la forma de infección subclínica inclusive no se llegan a manifestar.

Los sistemas que han logrado intervenir el impacto de esta enfermedad han hecho un monitoreo constante del patógeno con excelentes medidas de intervención sanitarias y evaluaciones de retorno a la inversión de las mismas.

Formas de presentación de Ileítis

Las formas de presentación de Ileítis en cerdos son: hemorrágica o aguda, crónica y subclínica.

Forma aguda

La forma aguda afecta a los cerdos entre 4 a 12 meses de edad y se caracteriza por un síndrome hemorrágico agudo con diarrea sanguinolenta profusa o muerte súbita. Las heces negras con apariencia alquitranada usualmente se empiezan a observar al principio de la presentación clínica, o en casos leves cuando el animal se está recuperando. Esta forma produce pérdidas directas debido a la mortalidad y son las pérdidas indirectas las principales responsables de los costos de la enfermedad.

En casos severos, algunos pueden morir sin mostrar alteraciones fecales, solo una marcada palidez en su piel, mucosidades visibles, o tener una diarrea sanguinolenta profusa durante unos días antes de la muerte.

Cerca de la mitad de los animales afectados terminando muriendo y los restantes se recuperarán en unas cuantas semanas.

Forma crónica

Esta forma afecta a los cerdos en la fase post-destete de entre 6 a 20 semanas de edad. Estos presentan una diarrea transitoria que tiene una consistencia entre líquida y pastosa, de coloración gris o verde. El moco o la sangre no se observan en esta forma.

La diarrea tiende a durar alrededor de una semana, luego la gran mayoría de los animales que se vieron afectados, se recuperarán. Por otro lado, existe un impacto negativo en el crecimiento de estos.

A pesar de la diarrea, la mayoría de cerdos mantiene el apetito sin una reducción impactante en el consumo de alimentos. No obstante, la eficiencia de la conversión alimenticia de todo el lote se ve gravemente liada. Algunos cerdos hasta podrían presentar anorexia, mostrando interés de comida sin mostrar la necesidad de comer.

Forma subclínica

Se presenta en los animales con modificaciones en el tejido, conmoviendo así la absorción en el intestino a lo largo de su vida, sin alteraciones perceptibles en la consistencia de la materia fecal, pero con una constante pérdida en su potencial genético y nutricional y representa una mengua de los índices productivos, afectando así el crecimiento, el consumo de alimento, la eficiencia de conversión y el rendimiento de canal, además de los gastos en medicamentos y aditivos para los alimentos que suelen utilizarse para mejorar dichos índices productivos. Se podría considerar la forma más común y se define por el impacto que tiene en la velocidad de crecimiento de los animales, sin que se lleguen a observar síntomas de diarrea.

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies