Inseminación artificial porcina: Generalidades

admin1 Uncategorized Leave a comment

La aplicación de la técnica de la inseminación artificial porcina ha ido incrementando con respecto al paso del tiempo debido a las ventajas genéticas y sanitarias que representa. Es por ello, que son muchas las granjas que manejan programas 100% inseminación artificial, o en su defecto servicios combinados de monta natural e inseminación.

Sin embargo, referente al tema son muchas las generalidades por conocer, que serán explicadas a continuación a más detalle:

¿Qué es la inseminación artificial porcina?

La inseminación artificial porcina es una técnica basada en la colecta, procesamiento y almacenamiento del material seminal del cerdo. Esto con el propósito de la introducción en el tracto reproductivo de las hembras para la concepción.

Para lograr el éxito de este método de reproducción asistida, es necesario obtener, primero una dosis de gran calidad de semen, y segundo, una cerda para incorporársele en su momento óptimo.

Hay que recordar que la inseminación artificial deberá cumplir con todas normativas de Bienestar Animal. Algo que implica que todos los centros de inseminación, deben tener el apoyo de veterinarios que estén especializados en la reproducción.

Así como contar con instalaciones acordes para la toma del esperma, cumplir medidas de resguardo de muestras y verificar la programación para lo que es la detección del celo de las cerdas.

Ventajas de la inseminación artificial porcina

  • Permite una mayor difusión genética de los sementales en un tiempo mucho más corto al tradicional.
  • Produce lotes homogéneos, en donde la uniformidad entre los cerdos proporciona un mejor producto terminal.
  • Facilita lo que es la práctica de cruzamiento interraciales para que puedan producirse híbridos comerciales.
  • Acelera la transmisión de características deseadas a las hembras servidas por un reproductor.
  • Reduce el riego de transmisión de enfermedades por medio del semen, algo garantizado, siempre y cuando se adquieran machos y semen de granjas con todos los requisitos sanitarios.
  • Minimiza el costo por mantenimiento de reproductor, así como ayuda a mejorar la fertilidad.

 

El proceso de la inseminación artificial

 La inseminación artificial cumple con ciertos pasos para que el proceso sea considerado como uno exitoso. Estos pasos son los explicados a continuación:

  1. Recolección del semen

 La recolección del semen es el primer paso de este proceso. Para comenzar con este, es necesario que la recolección se dé en un área en su totalidad desinfectada. Esta área debe contar con un potro para que el cerdo se sienta en comodidad y seguridad.

Posteriormente es necesario higienizar el prepucio del verraco para que la contaminación durante la recolecta sea evitada. Entonces, y usando guantes de polivinilo, se estimula el pene del cerdo con la mano sin apretarlo y de forma horizontal para evitar derrames. El primer fluido eyaculado es descartado, mientras que el siguiente será el más valioso en espermatozoides.

 Son entre 50 hasta 150 ml de eyaculado de calidad los que pueden ser recolectados en un termo colector identificado con el número del verraco. El mismo deberá ser almacenado a temperatura adecuada.

También en la recolección se procede a tomar una muestra pequeña del semen para estudiar su color, olor y temperatura. Así como la movilidad de los espermatozoides y las anomalías existentes de haberlas.

  1. Inseminación artificial porcina

Antes del paso de la inseminación artificial, es necesario tener un control sobre los celos de la cerda. Una cerda tiene un ciclo promedio de 21 días, siendo lo mínimo 17 y máximo 25 días, y estando conformado por las fases Proestro, Estro, Metaestro y Diestro. La mejor para darse la inseminación artificial es la de Estro. También debe existir un control de celos en donde se registren los datos de éste de cada cerda.

Es así como tras 30 a 40 horas después de los síntomas de celo se origina la ovulación, y una vez la cerda esté por más de cuatro horas inmóvil a la presencia del verraco, es que se podrá iniciar con la misma.

Es necesario para esto higienizar la parte exterior de la vulva de la cerda, y por medio de un catéter lubricado se procede a introducir el semen. La introducción se realiza con lentitud por el cuello uterino hasta encontrar apoyo, y es acá donde se gira con levedad en dirección contraria a las agujas del reloj.

La cerda debe estar tranquila durante el proceso y para ello se puede presionar sobre el dorso y frotar sus costados. Una vez finalizada la inseminación, se le deja reposar por 30 minutos.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies