James Dewey Watson…Un genio al servicio de la Genética

James Dewey Watson, nacido el 6 de abril de 1928 en Chicago, Estados Unidos; es uno de los descubridores de “la estructura química que contiene la mismísima clave de la naturaleza y de la materia viva”, el ADN. Este descubrimiento lo hizo junto a Francis Crick, con el apoyo de Maurice Wilkins y los aportes de Rosalind Franklin.

Watson desde muy pequeño fue reconocido como un joven talento, ingresando a la universidad a la temprana edad de 15 años, donde completó sus estudios obteniendo la licenciatura en Zoología. Posteriormente, en 1950 culminó su doctorado en Zoología en la Universidad de Indiana, y fue en esta universidad donde nació su interés por la microbiología y la genética, debido a la gran influencia de genetistas y microbiólogos que se encontraban en dicha casa de estudios.

En busca de continuar con sus estudios, James D. Watson se movilizó a Copenhague, Capital de Dinamarca, e Ingresó al Consejo Nacional de Investigación de Copenhague gracias a una beca postdoctoral. Fue entonces cuando comenzó su interés por la química estructural de los ácidos nucleicos y participó en pequeñas investigaciones relacionadas a ello.

En 1951 conoce al físico Maurice Wilkins durante una conferencia. Los novedosos resultados de las investigaciones de Wilkins animaron a Watson a dirigir sus propias investigaciones hacia el descubrimiento de la estructura de las moléculas biológicas. Ese mismo año James Watson decide trasladarse a Inglaterra y comienza a trabajar en el laboratorio Cavendish, en la Universidad de Cambridge. En este lugar conoce al biofísico Francis Crick, y tomando como base las investigaciones de este, los trabajos de Maurice Wilkins y Rosalind Franklin, Crick y Watson descifraron la estructura en doble hélice de la molécula del ADN.

Es importante mencionar que al inicio de dicha investigación ambos científicos se motivaban pensando que, una vez entendida la geometría molecular, esto sería de vital importancia para revelar como se transmitía la información genética de una generación a otra. Por lo que, a pesar de las dificultades que se presentaron durante la construcción de su primer modelo estructural, no perdieron el norte. En este primer modelo, el cual constaba de una sola hélice de tres cadenas con bases nitrogenadas en el exterior, recayeron fuertes críticas por parte de Rosalind Franklin, especialista en química física en una universidad vecina. Esto conllevó a problemas con el director del laboratorio Cavendish, el cual instó a Watson y a Crick a abandonar la idea de la construcción de modelos.

Tiempo después, Wilkins hace llegar a Watson, quien aún tenía la mente puesta en la estructura molecular del ADN junto a su compañero de investigaciones, una imagen de rayos X de la molécula de ADN obtenida por Rosalind Franklin. Fue entonces que, con ayuda de esa información, Watson y Crick construyeron un nuevo modelo, donde se reveló la doble hélice con moléculas de azúcar y fosfato al exterior y bases emparejadas hacia el interior. Este nuevo modelo molecular del ADN demostró que la molécula podía duplicarse y, gracias a que las dos cadenas de la hélice eran complementarias, establecían la base de los mecanismos para la transferencia de información genética.

El modelo molecular del ADN establecido por James D. Watson y Francis Crick aclaró cómo se transmitía la información biológica durante la reproducción celular, creando un antes y un después el mundo de la ciencia. Por ello, dicho descubrimiento es considerado como uno de los avances más importantes en la historia de la ciencia y la biología.

Por esta razón, James Dewey Watson es considerado actualmente como uno de los padres de la genética moderna.

Posterior a su descubrimiento, James Watson se dedicó a dar clases de biología molecular y bioquímica en la Universidad de Harvard, mientras continuaba las investigaciones para descifrar el código genético.

En 1962 le fue otorgado el Premio Nobel de Fisiología y Medicina, junto a su compañero Francis Crick y su colaborador Maurice Wilkins. Por otro lado, Rosalind Franklin, quien murió a causa de cáncer en 1958, no pudo formar parte de este premio con el cual colaboró.

 A lo largo de sus años de estudios e investigaciones, Watson también recibió diferentes premios y condecoraciones en varias universidades y fue presentado en revistas y periódicos como el principal pionero de las investigaciones sobre el ADN.

Intergenetica S.L. Avenida: Sariñera, 2-Fraga, 22520 Huesco-España Telefono: 97 447 0182 Fax: 974454144 Intergenetica@gmail.com

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies