¿Qué es la estreptococcosis en porcinos? Conoce todo sobre esta patología

admin1 Uncategorized Leave a comment

Los estreptococos son microorganismos que se encuentran comúnmente en diferentes especies de animales y también en los seres humanos. Se trata del conjunto de bacterias del género streptococcus. La principal se denomina estreptococo suis, y su presencia está extendida en las poblaciones de ganado porcino.

De hecho, actualmente las infecciones provocadas por esta bacteria representan un gran problema en el sector industrial de cría porcina en el mundo, aunque el patrón y los síndromes varían entre un país y otro. La estreptococcosis en porcinos ha sido objeto de investigaciones biológicas exhaustivas durante los últimos años, por su rápida propagación y las consecuencias en la salud de esta especie animal, y además por ser una infección de tipo zoonótica, es decir, que puede transmitirse entre animales y seres humanos.

La estreptococcocis porcina es causada por este tipo saprófito (bacteria que se alimenta de la materia orgánica en proceso de descomposición) que generalmente se encuentra en el aparato respiratorio, digestivo y reproductor de los puercos, y que junto a otros detonantes en el ambiente, puede desencadenar diferentes patologías y afecciones en la salud de éstos.

Las infecciones ocasionadas por el estreptococo suis están vinculadas a distintos tipos de enfermedades. La más frecuente es la meningitis (registrándose actualmente como principal causa de esta enfermedad en el ganado porcino), pero también se presentan otras como bronconeumonía, artritis, endocarditis, poliserositis (inflamación y dolor en el área abdominal, músculos torácicos y articulaciones), abortos, infecciones en el corazón  e infección de la sangre (septicemia).

El origen de esta enfermedad infecciosa y los factores que provocan su desarrollo son aún poco conocidos aunque se ha determinado que la principal vía de transmisión se da por las cerdas hembras portadoras del microorganismo, causando infecciones en lechones principalmente de entre 4 a 8 semanas. Sin embargo, no todas las hembras reproductoras en una granja necesariamente son positivas, e igualmente ocurrirá con sus crías. Estas pueden obtener la bacteria a través del parto, de las heces o a través del contacto con otros cerdos por medio de las vías respiratorias de portadores. El conocimiento de su epidemiología también es limitado.

-Síntomas

La infección por estreptococo suis puede detectarse en puercos de cualquier edad, suele darse en animales sanos que lo portan de manera asintomática, aunque cuando la presentación es clínica es mayor el número de animales afectados. De hecho, en un mismo cerdo puede haber más de un serotipo. Otras especies de animales también pueden ser reservorios y transmitir el grupo de bacterias a los cerdos.

Cualquier porcino puede ser sensible a esta afectación, no obstante, los brotes de estreptococo suis se generan más en cerdos recién destetados. Aunque la meningitis es la patología que se presenta con mayor asiduidad, muchas veces los animales sufren una muerte súbita sin haber presentado antes síntomas de la patología, e incluso pueden morir varios en un solo día.

Los puercos con meningitis causada por el estreptococo suis pueden mostrar signos como fiebre, temblores, piel enrojecida, inflamación en articulaciones, parálisis, pérdida del equilibrio, falta de apetito, movimientos espasmódicos, cojera, ceguera, sordera, convulsiones, y abortos en caso de las hembras.

-Diagnóstico

La recolección de datos para la historia clínica es el primer paso para diagnosticar la estreptococcosis en porcinos. Pero los síntomas clínicos por sí solos no son suficientes, es necesario tomar muestras de tejidos de las meninges, articulaciones, hígado y bazo de varios animales (enfermos o muertos) para ser enviadas a su examinación en un laboratorio, ya que pueden existir diferentes serotipos en una misma granja. Esto se debe realiza para detectar la importancia de un determinado serotipo en un rebaño.

-Control y tratamiento

El tratamiento debe comenzar tan pronto como se dé el diagnóstico. Los porcinos afectados deben estar bajo constante supervisión y recibir tratamiento con inyecciones de penicilina, ampicilina o cefalosporinas. Cuanto antes lo hagan más posibilidades tendrán de recuperarse y prevenir su muerte. Es sumamente importante saber cuál es el antibiótico de más sensibilidad en cada caso, ya que frecuentemente se presentan resistencias a los mismos.

Cada animal enfermo debe ser aislado en un lugar cómodo para evitar infectar otros animales, puesto que son capaces de expulsar gran cantidad de bacterias. Las vacunas resultan solo útiles en las cerdas embarazadas.

La bacteria que origina la estreptococcosis en porcinos sobrevive en el aire y el agua por largo tiempo, por ello una mala higiene en el ambiente puede ser una de las causas de infecciones. La mayoría de los desinfectantes ambientales pueden eliminar este microorganismo en segundos, al igual que el lavado con agua calentada al menos 65 grados centígrados.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies