La Yersinia: bacteria transmitida por porcinos

Los cerdos, al igual que las personas, son propensos a un sinfín de enfermedades causadas por bacterias, produciéndoles diversos síntomas que los debilitan y agravan su estado, pudiéndoles llevar hasta la muerte de no tratarse. Asimismo, también son transmisores de enfermedades, por sus bacterias, a los humanos.

En este caso no hablamos de la popular gripe porcina o algún virus, sino de una menos común, la Yersinia. Que nombre tan particular ¿no? Se trata de una bacteria que en el organismo de los porcinos, específicamente en sus intestinos, se presenta de dos formas: la Yersinia pseudotuberculosis y la Yersinia enterocolítica.

Aunque la existencia de tales bacterias es común y normalmente no produce ninguna enfermedad, lo cierto es que se han detectado algunos problemas asociados a esta bacteria en los pequeños cerdos lechones destetados. A su vez, estos animales se convierten en una fuente continua de infecciones causadas por la Yersinia en humanos, siendo transmitida a través de los alimentos.

Hay que resaltar que la Yersinia no forma parte de la flora bacteriana de los seres humanos.

Un punto curioso acerca de esta enfermedad es que en las cerdas no causa ningún síntoma. En el caso de los lechones lactantes, son raramente detectados. Curiosamente también, la Yersinia pseudotuberculosis ha sido aislada en otras especies de animales tales como ganado, vacuno, caprino y ovino. Asimismo, en animales salvajes como ciervos y jabalíes y en otros como conejos, ratas y ardillas.

Síntomas

Los síntomas que se presentan cuando existe infección por Yersinia suelen ser inflamación del intestino delgado y del grueso, presentando también diarrea. Los vómitos son otras de las reacciones que pueden ocasionarse. Esto en el caso de la enterocolítica.

En cuanto a la Yersinia pseudotuberculosis, puede causar abscesos chicos en todo lo largo de la canal. Asimismo, pueden sufrir de inapetencia, fiebre moderada y edemas.

En los niños, otro de los síntomas que puede darse es la evacuación de heces con mucosidad e incluso con sangre. La sintomatología puede durar de entre 1 y 3 semanas o hasta más de este tiempo.

Transmisión y diagnóstico

Es importante resaltar que esta enfermedad se transmite mediante las heces, y las personas la obtienen por alimentos mal cocidos (como la carne cruda del cerdo), por manipular intestinos de porcinos y luego no asearse correctamente, etc.

Algunos de los alimentos a considerar, debido a que pueden ser los elementos donde se aloje la bacteria transmitida son la carne del cerdo o del ovino mal cocida (como ya se mencionó), la leche y sus derivados lácteos mal o no pasteurizados (tales como los helados, batidos y otros) y los huevos crudos y sus derivados (dígase de la mayonesa, cremas, salsas y demás).

Por otra parte, también se han asociado a la Yersinia, las verduras que se refrigeran durante un tiempo muy prolongado.

En el caso del diagnóstico, existen diferentes métodos para dar con el resultado de qué hay una infección por Yersinia. Por un lado están los cultivos, así como también la serología, la cual puede ayudar en la identificación temprana de la infección. Igualmente, la serología puede mostrar reacciones cruzadas con brucelosis.

Control y prevención de la enfermedad

Pues lo cierto es que no existe un tratamiento efectivo para esta bacteria. En el caso de los niños, en su mayoría la infección suele resolverse por sí sola, pero en raras ocasiones deben usarse antibióticos para combatir el problema. Y por supuesto si hay diarrea, como en todos los casos de este mal, es necesario ingerir líquidos y proporcionar una hidratación adecuada.

La prevención radica en el sistema todo dentro/ todo fuera con desinfección y mucha limpieza para poder disminuir la infección.

Las personas deben asegurarse de que al consumir cochino la carne esté bien cocida, al igual que se debe evitar la leche no pasteurizada y el agua sucia o contaminada. Por otro lado, lavar las manos muy bien con agua y jabón después de haber manipulado intestinos de cerdo crudo.

En cuanto a las vacunas, no existe ninguna en contra de la Yersinia.

Es importante, que siempre que se consuma productos derivados del cerdo o que se tenga manipulación de estos animales, se tomen todas las precauciones necesarias para evadir infecciones comunes que transmiten.

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies