Las micotoxinas y su importancia en la alimentación porcina

admin1 Uncategorized Leave a comment

 

Para entender un poco sobre las micotoxinas en la alimentación y  crianza de cerdos es necesario definir algunos términos esenciales.

El término de micotoxinas se refiere a una variedad de compuestos altamente tóxicos que son el resultado de un metabolismo secundario de origen fúngico y que son producidos en diferentes sustratos bajo ciertas condiciones climatológicas (Martínez, Anadón, 2012).

Su origen data de la Edad Media; para el año 1850 se identificaron como causantes de enfermedades a los alcaloides egóticos del cornezuelo del centeno, productos secundarios del hongo denominado Claviceps Purpurea. 

Al pasar los años los estudios fueron creciendo y actualmente hay identificadas más de 300 micotoxinas.

¿Por qué es importante conocer las micotoxinas y su control en la alimentación porcina? Las micotoxinas en animales y también en personas ocasionan enfermedades producidas por hongos e incluso pueden causar la muerte, a esto se le conoce como Micotoxicosis.

Las micotoxinas en el sector porcino

 

Las micotoxinas producidas por Aspergillus y Fusarium son las que más afectan al cerdo; para crecer, desarrollarse y multiplicarse es necesario un sustrato, como por ejemplo los cereales, y condiciones específicas de temperatura, pH y humedad.

Tabla 1. Tipos de micotoxinas y sus principales hongos productores

Las Aflatoxinas son generalmente originadas por el hongo del género Aspergillus. Su control es de elevada importancia en la producción de semillas, oleaginosas, cereales y frutos deshidratados, ya que, de alterarse las condiciones de almacenamiento, el desarrollo de este hongo puede ser potencialmente tóxico a tal punto de causar muertes al ser consumido. Se puede detectar en piensos cuando los cerdos disminuyen el consumo del alimento provocándoles desnutrición.

La Deoxinivalenol es producido por hongos del género Fusarium. Es una micotoxina muy detectada; en animales causa vómitos, diarreas, disminución del crecimiento y daños en el sistema inmune. Se suele encontrar en granos de trigo, avena, maíz y cebada.

Otra micotoxina que puede contaminar el grano de maíz es la Zearalenona del género Fusarium, a los cerdos les puede causar vulvovaginitis, infertilidad, induce los abortos y en machos altera la calidad del semen. Las Ocratoxinas producida por el género Aspergillus es una micotoxina que provoca intoxicación en cerdos, diarreas, disminuye el aumento de peso y aparecen lesiones renales.

La Fumonisina y la Tricoteceno son micotoxinas del género Fusarium, contaminan el maíz, arroz, sorgo y mijo, entre otros; la primera es responsable de enfermedades como edema pulmonar y afecciones en el cerebro, corazón, hígado y riñones del cerdo. La segunda causa alteraciones en el sistema nervioso y problemas gastrointestinales y de piel. 

Las micotoxinas son consideradas importantes en el sector porcino debido a las diversas enfermedades que originan diferentes síntomas tanto para la salud humana como animal. Las pérdidas económicas son cuantiosas en la producción animal y agrícola.

Micotoxinas en la alimentación porcina

 

Es importante mencionar que los hongos pueden aparecer en muchos alimentos, son estables y químicamente resistentes, y su desarrollo va a depender directamente de estas condiciones: tiempo, temperatura, humedad y el pH. Cualquier producto agrícola puede ser fuente de micotoxinas y la contaminación puede iniciarse en la cosecha, antes o después.

Las micotoxinas no solo aparecen en alimentos de origen agrícolas; la carne o la leche también pueden presentar contaminación por hongos a causa del consumo de micotoxinas en alimentos para animales.

Sin embargo, la contaminación de los piensos en su mayor parte se debe a las malas condiciones de almacenamiento como indicamos al inicio de esta sección.

–          Multi-contaminación en alimentos para cerdos

 

La materia prima y los piensos porcinos pueden estar contaminados por más de una micotoxina esto se le llama multi-contaminación.

–          Algunas medidas para reducir la presencia de las micotoxinas

 

En el cultivo:

  1. Uso de fungicidas e insecticidas.
  2. Controlar el tiempo de siembra.
  3. Observación del cultivo.
  4. Hacer seguimiento a la temperatura y humedad del ambiente.

En la manipulación de la materia prima:

  1. Almacenar la materia prima según su tipo.
  2. Estudiar la resistencia a los hongos.
  3. Limpieza en la zona de carga y descarga de materia prima.

En la fabricación y almacenamiento de pienso:

  1. Normas de higiene y limpieza.
  2. Pruebas de control de micotoxina a las materias primas usada en la fabricación del pienso.
  3. Pruebas finales de calidad y control de hongos en el pienso fabricado.
  4. Almacenamiento seguro controlando humedad, temperatura, pH, oxígeno, tiempo de almacenaje.

Nivel y efectos de micotoxinas

 

Finalmente, dejamos un par de cuadros resumen de efectos y valores orientados de micotoxinas en la alimentación animal.

Tabla 2. Valores Orientados de micotoxinas en la alimentación animal.

Tabla 3. Micotoxinas y sus principales efectos sobre la salud porcina

 

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies