Los medicamentos veterinarios: Generalidades

admin1 Uncategorized Leave a comment

Los medicamentos veterinarios son sustancias que pueden ser naturales, sintéticas o producto de una combinación entre ellas, que poseen propiedades que pueden curar o prevenir enfermedades o síntomas en animales.  

Es importante resaltar que los medicamentos deben ser administrados por el veterinario, pues al realizar el diagnostico el mismo establecerá que tipo de medicamento y la frecuencia con que se le aplicará al animal afectado.

 

Clasificación y Tipos de medicamentos para animales

 

Nombraremos las clasificaciones principales de los medicamentos para animales:

Clasificación según su naturaleza

 

Antiparasitarios, analgésicos, antiinflamatorios, anestésicos, entre otros.

Clasificación según sus propiedades

 

Inmunológicos o farmacológicos.

Clasificación según la vía de administración

 

Inyectables, orales, tópicos, intraoculares.

Clasificación según su presentación

 

Tabletas, capsulas, soluciones orales, polvos, premezclas, soluciones para el agua de bebida, cremas, entre otros.

Entre los principales tipos de medicamentos veterinarios están:

Medicamentos elaborados en la industria

 

Estos medicamentos de uso veterinario son realizados de forma industrial con los permisos y regulaciones correspondientes.

Fórmulas magistrales

 

Son medicamentos prescritos por un veterinario para un animal en específico. Estas fórmulas magistrales también poseen restricciones como todo medicamento y en el envase debe contener información de la farmacia, del farmacéutico, formas de conservación y modo de utilización para el control veterinario.

Autovacunas

 

Las autovacunas son medicamentos veterinarios preparados a partir de cepas aisladas de un animal o de varios que se encuentren afectados. Estas autovacunas son inactivadas; y se realizan bajo prescripción veterinaria.

Premezclas

 

Las premezclas medicamentosas son medicamentos veterinarios que son combinados con el pienso, a estos se le denomina pienso medicamentoso. Son efectivos para animales con trastornos de salud, para su elaboración se debe contar con la prescripción del veterinario.

 

Algunas pruebas previas para la solicitud de autorización de medicamentos veterinarios

 

Los medicamentos veterinarios no pueden salir a su comercialización sin estar autorizados por los organismos competentes. Esta autorización garantiza que el medicamento es de calidad, eficaz, seguro y con la información precisa.

Entre los requisitos mínimos para la autorización de los medicamentos para los animales están las Pruebas Preclínicas que son pruebas toxicológicas y farmacológicas; y los Ensayos Clínicos que son para corroborar los efectos farmacológicos en el animal enfermo aplicando las Buenas Prácticas Clínicas.

Una vez que se establezca la toxicidad y los efectos o posibles efectos secundarios; se determinen los efectos farmacológicos, las repercusiones sobre las personas en la manipulación y/o en el medio ambiente; y se compruebe la eficacia del medicamento en animales se procede al trámite para la autorización de los medicamentos veterinarios.

Este proceso de autorización es obligatorio y necesario para poder cumplir con las leyes al comercializar cualquier medicamento veterinario a nivel nacional. Todos los medicamentos deben poseer la autorización que emite la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para la comercialización de los mismos, también los medicamentos veterinarios pueden estar autorizados por la Comisión Europea. Se concede la autorización fundamentado en los criterios de calidad, seguridad y eficacia del medicamento. La AEMPS depende de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y es el organismo que asesora a la Comisión Europea sobre los medicamentos que serán comercializados en los 28 Estados que integran la Unión Europea.

Leyes y decretos sobre los medicamentos para uso veterinario

 

A continuación, mostraremos un listado de algunas leyes que controlan el uso de medicamentos veterinarios en España:

Estas leyes no solo hablan de la farmacovigilancia, también se dirigen en la garantía y uso racional de los medicamentos veterinarios; la regulación de recetas y los requisitos para la prescripción y dispensación de estupefacientes; normas regulatorias para la comercialización del pienso; regulación y registro para medicamentos veterinarios fabricados en la industria; para la preparación y mercadeo de los medicamentos veterinarios; entre otros. Todas estas normas deben ser de absoluto conocimiento por laboratorios, industrias y veterinarios.

Farmacovigilancia veterinaria

 

La farmacovigilancia es la actividad de detectar, coordinar, estudiar y prevenir las reacciones adversas y de cualquier inconveniente relacionado con los medicamentos. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios tiene como finalidad conocer estas reacciones adversas de forma rápida, antes y después de la comercialización de un medicamento veterinario con el fin de aplicar una evaluación adecuada de la relación beneficio-riesgo.

El área de Farmacovigilancia veterinaria de la AEMPS tiene como objetivo la planificación, gestión y evaluación de las Notificaciones Individuales de Sospechas de Efectos Adversos y los análisis de los Informes Periódicos de Seguridad. Así como también, coordina el Sistema Español de Farmacovigilancia Veterinaria y Farmacoepizootiología que no solo considera las posibles reacciones adversas de los medicamentos hacia los animales; sino que, enfatiza sus acciones en los posibles resultados de su aplicación sobre las personas.

 

Abuso de antibióticos en animales

 

En toda práctica ganadera el uso irresponsable de los fármacos y sin el debido consentimiento de un veterinario ocasiona grandes problemas, tal es el caso de la generación de las Superbacterias resistentes a los antibióticos. El uso indiscriminado de antibióticos ha causado alarmas en la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo a un artículo publicado por el diario El País, España posee el mayor consumo de Colistina de toda Europa y se le ha solicitado la reducción voluntaria de su uso.

A principios del año pasado una mujer en EE UU se convirtió en la primera persona portadora de una superbacteria que es resistente a la Colistina. La afectada sufría una infección de orina originada por una versión de la bacteria E. Coli con una mutación del gen mcr-1 que lo convertía en inmune al antibiótico.

El hecho de que se utilicen frecuentemente antibióticos como la Colistina para prevenir y tratar enfermedades en cerdos (diarreas por E. Coli y Salmonella spp.) puede generar fuerte resistencia de las bacterias hacia el antibiótico. Las alarmas se crean por la facilidad que tiene una bacteria para transmitir el mecanismo de resistencia a otra.

Por todo lo expuesto anteriormente se debe crear conciencia ante el uso indiscriminado de medicamentos veterinarios específicamente los antibióticos. Cada vez que sea necesario emplea los servicios de veterinarios expertos. Si deseas tener información sobre las vacunas para cerdos sigue el enlace y recuerda siempre no seguir las recomendaciones relacionadas en sanidad animal que estén en la red sin antes solicitar la asesoría de tu veterinario de confianza.

Add a Comment

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies