Uso de aromas en el pienso

El uso de aromas en el pienso estimula la ingesta de alimento del ganado porcino, resultando beneficioso cuando la incorporación de componentes nuevos llega a producir sabores u olores desagradables, los cuales pueden provocar retraso en la ingesta del alimento y, por ende, un tardío engorde del animal.

Los aromas en el pienso es un método que se ha utilizado de forma inteligente durante años, con el objetivo de estimular la nutrición del animal, de esta forma logrando un aumento en la producción.

Los fabricantes de pienso han logrado aportar distintos aromas atractivos que limitan olores desagradables, causando un impacto positivo en el consumo de alimento de los cerdos. F. Baucelis, P. Medel y demás investigadores en un estudio sobre el efecto del uso de concentrados y de aromas sobre el consumo voluntario de cerdas en lactación durante el verano, utilizaron pienso con aroma a pescado. Los resultados de dicho estudio arrojaron que hubo un aumento del 16% en el consumo de alimento, lo cual resulta positivo para la producción.

Cabe destacar que actualmente existen numerosos estudios que respaldan la utilización de aromas en el pienso. En 2018 Silva B, Toletino R y otro grupo de investigadores realizaron un estudio utilizando en total 300 cerdas en lactación, con el objetivo de evaluar su rendimiento productivo y reproductivo. Utilizaron tres tipos de dietas, en la cual la tercera dieta tenia mayor nivel de concentración de aromas.  Al finalizar el estudio, los resultados revelaron que el uso de aromas en el pienso aumentó notablemente la ingesta voluntaria de alimento de las cerdas, debido a que las cerdas alimentadas con la tercera dieta mostraron mayor ingesta de alimento, en comparación a la segunda y primera dieta.

Por esta razón, son cada vez más los productores que incluyen pienso aromatizado en la dieta de su ganado porcino, sin embargo, es importante destacar que el uso de aromas en el pienso debe ser estratégico si se quiere lograr resultados satisfactorios en cuanto al rendimiento y producción.

Ahora bien, se sabe que el uso de aromas en el pienso puede resultar beneficioso, sin embargo, muchas personas continúan dudando de ello y preguntándose el por qué, pues simplemente se trata de animales, los cuales pueden llegar a comer relativamente “cualquier cosa”. En youna.es nos tomamos el tiempo de explicarlo, con el objetivo de aportar información fundamentada para que se le dé la importancia que amerita.

Es necesario saber que la fisiología de los animales está mucho más desarrollada que la de los humanos cuando se trata de percibir olores o saborear alimentos. Esto se debe a que los animales usualmente cuentan con mayor cantidad de papilas gustativas y su epitelio olfativo es más sensible. Esto quiere decir que los animales tienen mayor capacidad para oler y saborear lo que comen.

Cabe destacar que no solo los humanos tienen preferencias por sabores u olores específicos, los animales también. El método Porter explica que existen moléculas olfativas que llegan tanto a atraer a los animales, como a repelerlos. Un ejemplo de esto es que los animales jóvenes, como los lechones, tienen una preferencia natural por sabores dulces.

Sabiendo esto, entonces es fácil deducir que el pienso aromatizado lo que busca es aprovechar la fisiología del animal, tomando ventaja del primer contacto que tiene este con el alimento, es decir, olfateándolo, y de esta manera lograr favorecer la producción.

El uso de aromas en el pienso también ayuda en la transición alimenticia de los cerdos. Una de las principales ventajas que muchos buscan es que se puede llegar a facilitar que el lechón pase de consumir leche materna a pienso sólido si se utilizan niveles de aroma adecuados durante la lactación.

Por otra parte, si existe algún cambio en la materia prima o si la combinación de algunos compuestos llega a hacer surgir olores o sabores desagradables, el uso de pienso aromatizado puede ayudar a que el consumo del alimento no disminuya y, por ende, la producción se mantendrá sin pérdidas.

Es por estas razones que actualmente el aroma en el pienso se ha convertido en una herramienta esencial y valiosa que debe ser utilizada de forma correcta para obtener todos los beneficios que este puede proveer al ganado porcino.

Cerrar menú

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies